Blogger Template by Blogcrowds.

Hace unos días, oímos una conferencia de Guillermo Carnero sobre La estética del siglo XVIII: razones, límites y fisuras de la norma. Enlace Tras tomar notas individualmente, hicimos una puesta en común y consensuamos este resumen:

Para Guillermo Carnero el XVIII es el siglo de la norma, pero también es el siglo en el que se comienza a valorar la inspiración, que será muy importante en el siglo XIX.

En esta época es clave el concepto de gusto. Para el filósofo David Hume, el gusto era superior al dictamen de la regla y para tenerlo era necesario:

  • Ausencia de prejuicios.
  • Delicadeza.
  • Familiaridad con las artes.
El gusto es la forma más importante de acercarse al arte.

En el siglo XVIII se llevó a cabo la reeducación de la sociedad a partir de la literatura. Para ello fue fundamental el teatro ya que, al ser una forma muy importante de concentración de gentes de todas clases sociales, hacía llegar un mensaje doctrinal a personas que no aguantaban otras formas de enseñanzas. Era una escuela de costumbres.

A fin de que esta enseñanza fuera más efectiva, Luzán propone como regla de oro la ilusión teatral, que era lo contrario del distanciamiento, y pretendía que el espectador se olvidará de su identidad, del lugar donde estaba y de su tiempo vital.

Guillermo Carnero termina su conferencia dando otras pruebas de que el siglo XVIII no siempre se atuvo a las reglas:

  • Como la clase media quería identificarse con algún género literario, se mezcla la tragedia y la comedia y se crea un género nuevo: la tragedia burguesa.
  • Aunque la buena parte de la literatura del Barroco fue despreciada en el siglo XVIII, se defiende la obra de Lope de Vega, Calderón y Shakespeare, que sería muy valorada en la centuria siguiente.

Guillermo Carnero concluye afirmando que el siglo XVIII es la época de la razón, pero también de la inspiración y de la delicadeza.






(Voz de Rocío Urbano)

Descárgalo. Enlace

4 comentarios:

Muy interesante estas pinceladas sobre la estética del siglo XVIII, un eslabón más que nos acerca a la realidad de esta centuria.

3 de diciembre de 2009, 22:38  

Muchas gracias, Rosa, por tu comentario.

La conferencia no tiene desperdicio y creo que los niños han hecho un buen trabajo.

A propósito, no sé si te habrás fijado, pero el post lo ha subido (con mi ayuda, claro) un alumno.

Un beso y que pases un buen puente.

4 de diciembre de 2009, 6:08  

Aunque navegando entre virus, no quería que pasara más tiempo sin felicitarte por esta entrada tan estupenda sobre la estética del siglo XVIII.
Interesante las ideas expuestas, resumen preciso y claro de los estudiantes y muy interesante el hecho de que sean los mismos alumnos quienes publiquen el trabajo.Tendremos que repetirlo más a menudo.
¡Nunca dejas de sorprenderme!

6 de diciembre de 2009, 22:06  

Muchas gracias, Ana.

Ojalá sea verdad que nunca deje de sorprenderte ^___^

Cuídate y cuida a los tuyos: el miércoles te quiero ver por el insti.

Besos.

7 de diciembre de 2009, 17:07  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal